Go to ORIOL ESPINAL Projects Homepage
oriol espinal #poesía
produccio poetica oriol espinal

Producció(n) Po(è)(é)tica

Oriol Espinal

Periferias 1 #Luz


10

Dar caza al alma del alma

 

Y el próximo invierno, mientras admiremos

la agonía del mundo desde el salón de un hotel,

te contaré que Dios se retiró

del espacio inexplorado de mi mente,

que se dio a la fuga ante el empuje del dios que yo soy

cuando expugno monasterios fronterizos,

cuando tolero que un viento sin aire arrastre a mi red

bultos informes de luz sin fotones,

sombras inasibles que insinúan brotes y eclosiones,

nubarrones erráticos que sugieren

en la misma medida que desmienten

 

Escribir poesía es para mí una forma de orar

 

No el hecho en sí de componer este a aquel poema

 

La escritura de la poesía —la poesía previa a todo verso

que trate de reseñar aquello que la videncia revela—

es una solución que el poema transforma en problema,

y sólo tiene lugar en la caverna del misterio 

que a tantos asusta y asombra,

en la percepción irreductible del vacío

y del arraigo de la nada, 

en el deseo de regresar al hogar de lo cotidiano

que nos infunde la incertidumbre del abismo

 

Adentrarse en lo no dicho, entrever su nimbo sombrío,

caminar sobre las mellas de su filo cortante,

arrancar la flor de Coleridge de su cuerpo, 

son actos propios de quien embriagado por lo terrible

se afana en dar caza al alma del alma,

en sumergirse en el mar que se extiende 

bajo el río de lo jamás mostrado,

en regresar al neblinoso teatro de los días

con un extraño e incomestible fruto entre las manos,

para luego entrar en letargo y digerir el regalo de la cripta,

y esculpir su dureza hasta dar forma al aroma de un pétalo,

y prensar la flor del perfume en un libro en blanco,

y balbucear, con la boca llena de arena, la palabra viento

 

Y de pronto despertar, y contaminar con el hálito

el aire de las ánforas rajadas, y escanciar el vino nuevo

sobre los surcos sin labrar, y cosechar el vaivén de las sílabas

que sobre la lengua navegan, antes de emprender el vuelo

sin mayor equipaje que un manto de memoria

y una daga que las defienda de Cerbero,

 

abriéndose paso entre la oscura maraña de una selva de ruido


17/02/2012