Go to ORIOL ESPINAL Projects Homepage
oriol espinal #poesía
produccio poetica oriol espinal

Producció(n) Po(è)(é)tica

Oriol Espinal

Periferias 2 #Muerte


12

Tu ser es ahora inmatérica rosa

 

Siete días sin componer un solo verso

Siete días buscando el verso que dé salida a este poema

Siete días preso en la nada, en el voraz vacío de las sombras

Siete días aletargado en mis sueños de vida y muerte

Siete días oliendo las raíces difuntas del recuerdo

Siete días sumido en la aspereza del tedio

Siete días en balde y al fin escucho el verso,

entreverado en el relato de un poeta

que mató a la amapola y sus infiernos:

hace unas horas, en la agonía de mi sueño,

jadeabas redivivo

 

Tu piel, hermano, olía a madriguera,

a gota de agua oscura cautiva en las raíces

 

Tus uñas retenían pólvora, turba, musgo

 

Tus pasos esculpían en el barro

la palabra silencio y los versos de su eco

 

Tus cenizas, decías, eran las de un flautista de madera

que robaste en el baratillo de un barrio acaudalado

 

Vivías, me contabas, la vida del topo,

durmiendo de día, saliendo de noche a hurtar el aire mudo,

las luces rotas de los charcos,

las migajas que los mendigos habían despreciado

 

De vez en cuando reaparecías en los sueños

de algunos vivos a los que amaste

 

En mi sueño alboral tú me mirabas

como quien mira una mancha en un muro,

una mancha a la que tu mente

concedía el don de ser yo,

de hablarte en medio de esa bruma

que daba forma a tu cuerpo auroral

 

Me hablaste como Cristo a Tomás,

mas yo no tuve agallas de meter mi dedo en tu herida,

en ese cráter desde el que tu dolor

se descolgó agarrado a la maroma de tu sangre,

buscando el bálsamo del amor de unos pocos,

dispuesto a abrazar el silencio contaminado

de silbos, ecos y batir de alas de cuervo

 

Me hablaste de tu nueva vida en la muerte,

de las hogueras, para siempre encendidas,

de nuestra mente magullada, atestada de fósiles,

de sal y hielo, de contriciones y trastornos,

de flores marchitas y espinas aceradas

La vida en la muerte no es vida, pero tampoco es muerte

 

Tu ser es ahora inmatérica rosa

despojada de la unidad, del centro de tu exilio,

pétalos alojados en la hornacina de las almas,

iluminados con la sangre triste

de los que no supieron cómo acoger

ese amor que tu lobo devoraba


06/04/2013