Go to ORIOL ESPINAL Projects Homepage
oriol espinal #poesía
produccio poetica oriol espinal

Producció(n) Po(è)(é)tica

Oriol Espinal

Periferias 3 #Viento


12

Regresar y

 

ser polvo que en oro ilusorio el sol transmuta,

néctar de flor libado, hierba entre la hierba, 

polen que ha esquivado ramajes y telarañas,

alasemilla entrando en barrena fecunda

 

ser aliento insignificante, lengua sin lengua,

y escuchar el estruendo del vilano al chocar

contra despeñaderos de aire, contra el silencio

de una oscuridad calentada por un sol niño

 

mirar la lluvia como la miran las ardillas,

sin fundir en sus aguas las gotas recordadas,

cuando la lluvia no era solo lluvia sino

nube, relámpago, arcoíris, charco y caracol

 

oler la orina de la hembra, el mojón de los machos,

la turba pútrida y la llamada de la trufa,

acosar a los bultos que a ciegas corretean  

por un mundo delicioso cebado de apetito

 

sentir el empujón de la sed y del hambre,

saborear, sin la espina de la culpa, la sangre

de las presas, beber el zumo de la baya,

lamer la sal junto a bestias de mayor rango

 

ser garra, colmillo, mandíbula, pico encorvado,

arar las carnes, mordisquearlas hasta extraer

la esencia del metal caído de los cielos,

el néctar de las vísceras, el alma de la nuez

 

masticar al que masticó a otros hermanos

que masticaron a los hijos de sus ancestros

y digerir los manjares mientras la ubre

de la noche más blanca mis miedos amamanta

 

ser una sombra entre sombras asustadas

cuando un ala lacera la piel de las tinieblas,

volar sobre los claros de un laberinto verde,

tejer un nido sobre la sombra del ciprés

 

volverme huevo y regresar de nuevo al mundo,

mirar la noche y saber que suyo es mi cuerpo,

saludar las albas doradas copiando el grito

del viento que sacude el árbol de poniente

 

enfermar entre adelfas, purgarme con laurel,

curarme tragando resina rellena de escorpiones,

bebiendo savia de la higuera que un rayo hirió

la mañana en que un sueño dio a luz al hacedor

 

adentrarme en las carnes del reino del anélido

y degustar el óxido y la hez de la tierra,

mientras afuera, con su oro verdoso, las moscas

enjoyan la última cagada de un león agónico


25/03/2014